Tipos de despidos y qué consecuencias tienen


En nuestro país existen varios tipos de despido y no todos tienen las mismas consecuencias. Cada cual es diferente y conlleva unos efectos económicos distintos dependiendo del tipo de despido que haya sido. Es por ello por lo que vamos a conocer no solo los despidos que podemos sufrir en España, sino las consecuencias económicas y cómo afectan al cobro del paro cada uno de ellos.

Tipos de despido en España

  1. El despido colectivo. Este tipo de despido suele afectar a un número determinado de la plantilla de la empresa que suele estar fijado en la normativa vigente. Esto suele variar dependiendo del número de trabajadores de la empresa. Estos despidos suelen ser provocados por causas económicas, productivas u organizativas, es decir, que sobra gente o que falta dinero en la empresa para mantener a tantos trabajadores. Es raro que una empresa en la que vaya todo viento en popa decida hacer un despido colectivo.
  2. El despido disciplinario. Como su propio nombre indica, este despido suele realizarse cuando el trabajador ha cometido una infracción grave que tiene que ver o bien con el trabajo o bien con los compañeros de trabajo. En este despido el único culpable es el trabajador, la empresa no se responsabiliza de nada de lo sucedido.
  3. El despido por causas objetivas. Por motivos ajenos a su voluntad, el trabajador puede ser despedido de la empresa en la que trabaja, En esta ocasión, el trabajador no es el culpable de su despido, sino la propia empresa.

Después del despido tenéis hasta 20 días para reclamar el despido si no estáis de acuerdo con alguno de los puntos. La reclamación se realiza en el Juzgado de lo Social. Una vez puesta la reclamación y vista por el juez, podrá derivar lo siguiente:

  1. Despido procedente. Si se han cumplido todas las normas vigentes establecidas, el despido será válido y la reclamación no procederá, es decir, que será válida y no podremos hacer nada al respecto.
  2. Despido improcedente. Si las normas no se cumplen o las causas del despido no están probadas, el despido será improcedente, es decir, que no será válido.
  3. Despido nulo. Si se violan los derechos fundamentales del trabajador y, además, se realiza un despido, un juez puede declarar ese despido como nulo, por lo que tampoco será un despido válido.

¿Qué pasa en el caso de que el despido no sea válido?

En este tipo de casos, es decir, en los casos en los que el despido finalmente no sea válido, el empresario tiene dos opciones:

  1. Readmitir al trabajador en su puesto.
  2. Despido con indemnización. En los casos de despido improcedente, la indemnización es de 33 días por año trabajado.

Eso sí, sea cual sea el tipo de despido que se haya sufrido siempre se podrá solicitar la prestación por desempleo, ya que es este es un derecho con el que cuenta todo aquel que haya estado cotizando en la Seguridad Social. Claro está que, ya que nos despiden, siempre viene bien una pequeña indemnización en casa, ¿No es cierto?

Tipos de despidos y qué consecuencias tienen
5 (100%) 1 voto

Contenidos relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *