Recibir el paro después de una baja voluntaria (II)


Recibir el paro después de una baja voluntaria no es siempre posible, a pesar de haber cotizado durante años, ya que en esos casos es el trabajador el que decide no contar con la empresa y no al contrario. La empresa, en estos casos, sigue contando con el empleado, por lo que no existe un despido legal.

Ahora bien, existen ciertas excepciones para recibir el paro en las que se puede cobrar el paro después de haber solicitado una baja laboral voluntaria. Ya vimos que una de ellas es la de no superar un período de prueba después de tres meses dados de baja, pero no es la única forma, así que vamos a conocer más.

Trabajo temporal después de solicitar la baja voluntaria

La ley no especifica nada concreto sobre la duración que debe tener un trabajo temporal después de la baja voluntaria para poder solicitar el desempleo. Esto quiere decir que después de los tres meses de baja, si conseguimos un empleo durante poco tiempo, deberíamos poder pedir la prestación por desempleo. Ahora bien, ¿Es esto siempre posible?

El SEPE analiza cada caso en particular, ya que no todos somos iguales, para asegurarse de que no hay fraude por parte del trabajador. Claro está que si después de tres meses de baja voluntaria tenemos solo un día de contrato laboral, el SEPE pondrá especial atención en este caso debido a que un solo día de contrato no es habitual. Claro está que cada caso es diferente y el SEPE se encarga de ello.

El criterio general es que un trabajador, después de los tres meses de la baja laboral, realice un período de prueba y que sea la empresa la que decida no contratarlo. En estos casos no suele haber ningún tipo de problema para recibir el paro. Ahora bien, si existe una nueva baja voluntaria por parte del trabajador la prestación puede ser denegada por indicios de fraude a la ley.

Eso sí, como ya hemos comentado, no existe una norma específica que ponga cuánto tiempo se debe estar contratado después de una baja laboral voluntaria para poder recibir el desempleo, así que nosotros recomendamos solicitarla siempre, a pesar de que vuestro período de trabajo haya sido corto. Todo depende de vuestra vida laboral, vuestra situación y demás, algo que estudia el SEPE con mucho detenimiento.

Estas son las condiciones que existen para recibir el paro después de una baja laboral. Aún así, existen situaciones concretas en las que la baja voluntaria es irremediable, y en estos casos sí que se puede cobrar el paro sin haber sido despedido.

Valora el contenido

Contenidos relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *