Qué es y cómo se solicita una excedencia voluntaria


El frenético ritmo de vida que llevamos nos obliga a parar de cuando en cuando y realizar actividades complementarias que nos hagan desconectar de esta rutina diaria. Es por ese motivo por el cual existen las excedencias voluntarias para el trabajador que desee viajar, emprender otros proyectos e incluso volver a estudiar. Ahora bien, si no sabéis en qué consiste esta estupenda opción vamos a explicarla a continuación.

¿De qué se trata la excedencia voluntaria?

La excedencia voluntaria es un periodo en el cual el contrato del trabajador queda anulado, de este modo el trabajador no tiene el deber de acudir a su puesto de trabajo. Claro está que ese sitio sigue siendo tuyo, o al menos uno similar, simplemente que no lo será durante el tiempo que pidas de excedencia. Obviamente, al no acudir al puesto de trabajo tampoco se percibe un salario, por lo que hay que pensarlo bien antes de solicitar estas ‘vacaciones‘.

¿Cuánto puede durar la excedencia voluntaria?

De 4 meses a 5 años, ni más ni menos. Podemos solicitar el tiempo que creamos necesario y sin dar explicaciones. Eso sí, debéis refrescar vuestro contrato para ver si hay alguna cláusula que no podéis incumplir durante vuestro periodo de excedencia. Un requisito puede ser el no trabajar para una empresa competidora.

¿Puede pedir la excedencia voluntaria todo el mundo?

Este es un derecho que tienen los trabajadores, por lo que sí, todo el mundo puede pedirla. Eso sí, se debe llevar más de un año trabajando para la misma empresa y no haber solicitado la excedencia en los cuatro últimos años. Si cumplís estos requisitos no deberíais tener ningún problema para que la solicitud fuese aceptada. Aún así, vuestra empresa es la que tiene la última palabra y es la que os dirá sí o no y los motivos.

¿Cómo se puede solicitar la excedencia voluntaria?

Para solicitar este permiso se debe redactar un informe con las fechas exactas y con bastante tiempo de antelación. Hay que tener en cuenta que la empresa debe estudiar cada caso en particular y luego contestar mediante un escrito si se acepta o no la petición.

Algo que debéis de tener en cuenta es que puede que la empresa haga liquidez en el momento en el que empecéis vuestro periodo de excedencia voluntaria ya que, en algunas ocasiones, el trabajador no vuelve a incorporarse a la empresa.

Una vez sea aceptada la solicitud podrás disfrutar de ese tiempo libre que te han concedido durante el tiempo estipulado. No lo desaproveches.

Valora el contenido

Contenidos relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *