Contrato fijo-discontinuo, ¿En qué consiste?


Existen varios tipos de contratos hoy en día en el mercado laboral, ya no solo tenemos el fijo o el temporal, sino que desde hace algún tiempo encontramos otros contratos con características diferentes. Uno de esos contratos es el contrato fijo-discontinuo, uno de los más habituales de hoy en día. Ahora bien, ¿Qué características tiene este tipo de contrato? Vamos a conocerlo un poco mejor.

¿En qué consiste el contrato fijo-discontinuo?

Este tipo de contrato es muy parecido al indefinido, es decir, que es un contrato que te da un trabajo estable y fijo pero por temporadas específicas, nada fijo en el tiempo. Un claro ejemplo de ello son los conductores de autobuses escolares. Durante el curso, es decir, desde septiembre hasta junio, no tienen problemas de trabajo ya que tienen que ir y venir todos los días, pero durante los meses de verano se queda sin trabajo. Este es el contrato fijo-discontinuo.

La jornada laboral de un fijo-discontinuo

Los trabajadores que tengan este tipo de contrato podrán tener una jornada o bien completa o bien parcial, pero su relación laboral siempre será indefinida. Es decir, en los contratos fijos-discontinuos se debe indicar una duración estimada del trabajo a realizar, pero no se estipula la fecha concreta de finalización del contrato. A todo esto, hay que detallar que solo podrán hacer horas extra, o complementarias, los trabajadores que tengan una jornada parcial, no completa.

¿Cuándo tiene que reincorporarse a la empresa el trabajador fijo-discontinuo?

Los trabajadores que tienen este tipo de contrato no saben en qué fecha empezarán a trabajar realmente, pero sí que se hacen una idea. Si se trabaja en una empresa de autobuses escolares, como hemos dicho anteriormente, se sabe que el trabajo comienza en el mes de septiembre, pero no el día exactamente. Para la reincorporación se usa ‘el llamamiento‘, es decir, que se avisa a los trabajadores fijos-discontinuos para que se unan a la empresa como cada año.

¿Y si la empresa no llama?

Puede pasar que la empresa ese año no realice ese llamamiento a algunos trabajadores fijos-discontinuos, ¿Qué significa eso? Pues muy sencillo, que la empresa ya no seguirá contando contigo para el futuro. En ese caso dispones de 20 días para presentar una papeleta de conciliación por despido improcedente, ni uno más ni uno menos, así que entérate bien de las fechas límites que tiene la empresa para contactar con los trabajadores si quieres tener esta posibilidad.

Estas son algunas de las características del contrato del fijo-discontinuo, ¿Las conocíais?

Valora el contenido

Contenidos relacionados

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *